Dan el vamos oficial a la nueva fase operacional de Teck Quebrada Blanca 

Volver a inicio

Facebook
Twitter
LinkedIn
  • Al evento realizado en el nuevo Terminal Marítimo de Quebrada Blanca, asistieron desde autoridades nacionales, como el Presidente Gabriel Boric, hasta comunidades y personas provenientes de diferentes continentes, quienes formaron parte de este hito trascendental en la historia de la minería chilena, destacando la construcción de la primera planta desaladora para uso en la minería en la región de Tarapacá. 

Con la presencia del Presidente Gabriel Boric, Teck inauguró oficialmente la segunda fase de la operación minera Quebrada Blanca, posicionándose como el mayor proyecto minero nuevo construido en los últimos años en Chile y que aportará con recursos minerales esenciales para hacer frente al cambio climático.

Este es un hito trascendental en la historia de la minería chilena, por los atributos sustentables que caracterizan a esta operación y que abarcó obras desafiantes de cordillera a mar, destacando la construcción de la primera planta desaladora para uso en la minería en la Región de Tarapacá.

“La expansión de QB fue posible gracias a gran cantidad de personas talentosas y dedicadas que trabajaron para construir una de las minas de cobre más innovadoras y sustentables del mundo aquí en el norte de Chile», señaló Jonathan Price, CEO de Teck. «QB es la piedra angular de la estrategia de crecimiento de cobre de Teck, y Chile es una parte importante del desarrollo futuro de nuestra compañía como productor líder de cobre”.

Nueva fase

Tras el proyecto de construcción de la Fase 2 de Quebrada Blanca, la nueva QB ampliada es una operación de larga duración con un importante potencial de expansión en el futuro y prácticas medioambientales de vanguardia.

Se caracteriza por la producción de 320.000 toneladas anuales de cobre en los primeros cinco años completos de producción y una vida inicial de la mina de 27 años, utilizando sólo un 18% del recurso. Además, destaca por el uso a gran escala de agua de mar desalada en la Región de Tarapacá, y por el uso del 100% de energía renovable para las operaciones de aquí al año 2025.

Con Quebrada Blanca, Teck duplicará su producción de cobre a nivel mundial, optimizando la transición hacia la producción de los llamados metales verdes y reforzando la importancia de la industria minera.