Innovagreen, Chipeando residuos para mobiliario urbano con hormigón sustentable

Volver a inicio

Facebook
Twitter
LinkedIn

La aplicación de la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP) fue el puntapié
inicial para la creación de distintas empresas dedicadas a la reutilización y revalorización de
residuos. Una de ellas fue Innovagreen, que nació gracias a un proyecto asociativo beneficiario
de Corfo con el fin de, justamente, implementar la Ley REP.


Luego de un viaje de empresarios a España para conocer la implementación de una ley similar
en ese país, Bottai Hermanos, Recauchajes Norte, Transporte Boris Núñez y North
Investments, además de otras tres empresas que finalmente no se unieron, las cuatro firmas
volvieron motivadas a Chile, donde decidieron asociarse bajo este concepto. Así fundaron
Innovagreen Circular, empresa con su casa matriz en Arica, y que se reconoce como una
empresa de gestión y valorización de residuos, específicamente vidrio, plástico y caucho.
Para la gerente ejecutiva de Innovagreen, Claudia Jiménez, “la apuesta de la empresa para las
regiones de Arica Parinacota, Tarapacá y Antofagasta es ser un referente en tema de gestión
de residuos y valorización, porque hoy todos los residuos para ser transformados se envían a
Santiago y ahí aumentamos la huella de carbono. Entonces nuestra propuesta es trabajar con
estos residuos para transformarlos en un producto trabajado con hormigón”.


Con este objetivo en mente, Innovagreen trabaja junto a la empresa Bottai Hermanos, que
incorpora todos estos residuos, una vez chipeados, a productos de mobiliario urbano en el
mejoramiento de plazas o en el hermoseamiento de espacios públicos. La idea de Claudia
Jiménez es invitar a todos los servicios públicos y empresas privadas, como las mineras de
Tarapacá, a que puedan incorporar a Innovagreen a sus procesos de contrataciones o
licitaciones, con el fin de conformar una cadena de Economía Circular.
“Las empresas privadas, como las mineras, tienden también a entregar un beneficio a las
comunidades.

El objetivo es que con estos productos se pueda hacer una devolución a la
comunidad, por ejemplo, mejorando una plaza. Nosotros tenemos el adoquín, la baldosa, el
bloque, productos resistentes con plástico y vidrio”, cuenta la gerente.
Por cierto, la inquietud de conformar Innovagreen no nació solo con fines económicos ni de
cumplir con la ley, ya que existía conciencia de que la zona norte del país no contaba con
empresas dedicadas a la valorización de residuos. Lo más pronto, confiesa Jiménez, era enviar
todo a Santiago. “Nosotros, tanto Arica como Iquique, somos afectos a impuestos entonces
cuando queremos sacar un residuo debemos pagar un impuesto. Y todo eso encarece y deja
de ser negocio”, afirma.


Respecto a cómo competir con empresas que venden productos solo de hormigón y sin
incorporar material reciclado, como sí lo hace Bottai Hermanos entre un 10 y un 15% en sus
distintas unidades de hormigón, Claudia no ve tan difícil proyectarse.
“Uno de los factores que nos juega muy a favor es trabajar con Bottai Hermanos, una empresa
que está industrializada, por ende con sus procesos puedo reducir en muy poco tiempo una
gran cantidad de toneladas de vidrio y plástico. Obviamente tendremos un producto con un
delta más aumentado, pero tampoco tan aumentado como para no competir en el mercado,
puede ser un diez, veinte por ciento. Al final, versus lo que estamos ayudando y mejorando al
medioambiente en disminución, yo creo que vale la pena”, asegura la representante de
Innovagreen.


Actualmente la planta de acopio de Innovagreen está en Arica, donde funciona la casa matriz,
mientras que una sucursal se ubica en Pozo Almonte al alero de Bottai Hermanos. “En Arica
hay una chipeadora de vidrio y plástico, Innovagreen entrega a Bottai el plástico chipeado,

luego ellos lo incorporan a sus procesos. Ese proceso es industrial, por lo que se pueden
incorporar grandes cifras”, explica.


En Arica trabajan con la Corporación Costa Chinchorro, que se dedica a la limpieza de playas,
entregando todos sus residuos a Innovagreen, devolviendo ellos un producto para hermosear la
costa ariqueña. Hoy el desafío es que las grandes empresas, especialmente las mineras de
norte, puedan incorporar a Innovagreen a sus licitaciones, con el fin de dar un nuevo destino a
sus residuos.